HOJA INFORMATIVA Nº53

¡ La que se nos viene encima !

Marta Bretos, directora de RR. HH de la CRTVE, tiene un plan

Y no parece nada bueno para los trabajadores de esta casa. Esta “señora” ha “descubierto” los “nefastos Acuerdos parciales del XVII Convenio”. Mediante charlas de “adiestramiento” a jefes y a jefecillos se han empezado a dar las directrices básicas de cómo empezar a apretar las tuercas a los trabajadores, y también de sus pretensiones para la negociación del I Convenio de la CRTVE, que os recordamos empieza hoy.Como el objetivo es realizar la misma actividad con menos de la mitad de la plantilla, para la Dirección es fundamental la FLEXIBILIDAD.

Negociar el Convenio desde “cero”

La estrategia es preparar un ambicioso plan de negociación para luego, y según la respuesta de los sindicatos, quedarse con la mitad de los objetivos. Negociar el I Convenio de la Corporación y negociarlo entero, no aspectos parciales, empezando por el primer artículo del Convenio ahora vigente.

Considera que el Convenio actual es confuso, tiene demasiados artículos y hay que simplificarlo e incluir en él toda la regulación vigente. Conseguir claridad normativa y simplificar la aplicación del mismo, siendo el objetivo principal: la FLEXIBILIDAD. Se prestará especial atención a temas como los pluses o a la Comisión Mixta de Evaluación del Desempeño.
Os recordamos que el Convenio son nuestros derechos y obligaciones. Si se impone esta estrategia hay que contar con que la negociación será larga, porque son muchos los artículos, y nos tememos que su propuesta de simplificar será más para quitar que para establecer derechos.

Pluses

Plus de disponibilidad:

Entiende que es un “chollo” para la empresa: se ahorran horas extras, problemas con los cambios de turnos y horarios, y todo por un precio de risa. Conclusión: hay que potenciarlos, homogeneizarlos y clarificar su redacción, contenido y aplicación. Es un “arma” que se usa poco y un “cachondeo” en cuanto a su aplicación generalizada por las distintas áreas. En definitiva, hacerlo más abusivo y restringir el número de trabajadores con plus de disponibilidad.

Polivalencias:

Bretos dice, qué éste es un concepto que se tiene que hacer “por la cara”; entiende que, las familias profesionales” del XVII convenio permiten que se realicen todas las categorías contempladas en las mismas, por el módico precio de: NADA. Esto sólo hay que pagarlo cuando te salgas de la “familia profesional”. Por lo tanto, según su interpretación, hay que potenciar las polivalencias, aunque la palabra que más le gusta es: FLEXIBILIDAD.

Categorías

Con la firma de los “nefastos Acuerdos del XVII Convenio”: las categorías pasaron de 101 a 47, agrupadas en 17 “familias profesionales”. A la directora le parecen todavía demasiadas y le gustaría reducirlas aún más. “Flexibilidad ante la rigidez del sistema actual”. Por otro lado, el interés por definir las nuevas categorías es: “cero”. Según ella, las categorías ya están definidas en el antiguo sistema, y simplemente te tienes que hacer cargo de TODAS Y CADA UNA DE LAS CATEGORÍAS DE LAS QUE FIGURAN EN TU FAMILIA PROFESIONAL ACTUAL. Si no sabes, ya te formarán y estarás obligado a hacerlas.

Formación y “saltitos”

El círculo se cierra…: hay que potenciar la formación, para ella existe otra “arma” en manos de la empresa. Recordaréis que firmaron la obligatoriedad de recibir 50 horas de formación fuera de la jornada laboral, ¡50 horas de nuestro tiempo libre!; metiéndonos de “rondón” un aumento de la jornada laboral ,por la puerta de atrás, para la formación que la empresa decida. Y además, es necesario realizar esta formación para subir de nivel salarial pasados tres años. No contenta con esto, pretende:

1. Formar la llamada: Comisión Mixta de Evaluación del Desempeño, una especie de tribunal que decidirá si subes o no de nivel pasados tres años. Así que puede darse el caso de que, aún habiendo regalado 50 horas/año “tuyas” a la empresa, esto no sea suficiente para pasar de nivel cuando te toque. Ni al año siguiente, ni al siguiente, ni al siguiente, ni nunca.

 

2. La formación la decide la Dirección en función de sus “necesidades de flexibilidad”, es decir, la formación que exija hacer al trabajador le obligará a su vez a desempeñar trabajos de otras categorías dentro de su familia profesional: O, lo que es lo mismo, más polivalencias “por la cara”.

 
 
Muy bueno el sistema: si no te formas, no puedes aspirar a subir de nivel; y si te formas, te obligan a realizar trabajos de profesiones que no son la tuya. Casi perfecto.

Antigüedad

¡La antigüedad en CRTVE es la leche, no hay otro sitio igual, dan ganas de quedarse aquí unos años para cobrar antigüedad…!

Para algo bueno que nos quedaba, esta señora pretende cargárselo. Todos los conceptos salariales que dependen del mero paso del tiempo: ¡deben desaparecer! De momento, desaparece la retribución por antigüedad en la categoría.
 
Cojonudo, el último que apague la luz.

… y por último

Nos cuentan por ahí, gente que la conoce, que esta “señora” tiene por costumbre negociar con cada sindicato —se entiende que con aquellos que necesita— por separado. Los llama uno a uno y los “embelesa” con sus “encantos”. Luego se realiza un paripé en la mesa de negociación. Cuidado con esta peligrosa forma de actuar. Hay que decir: ¡qué no!, ¡qué ha de negociar con larepresentación sindical al completo y con transparencia! Cuidado con tragar o caer en trampas. Es un consejo para nuestros “campeones sindicales institucionales”, que tan bien lo han hecho hasta ahora (?), por ejemplo: aceptando los “nefastos Acuerdos del XVII Convenio Colectivo”.

Exige que te lo cuenten todo pero… ¡Déjate de rollos, organízate y lucha!

¿Quieres recibir nuestra hoja en tu correo electrónico?, Apúntate aquí a nuetro boletín

Descarga hoja nº53 aquí

 

Categorías Documento Público: 
Año: 
2008