HOJA INFORMATIVA Nº9

SE CONCRETA EL PLAN DE DESMANTELAMIENTO PARA RTVE Y LOS 4.160 DESPIDOS (terrorismo sepi+rtve para la no negociación)

Olvidados los argumentos utilizados para convocar la huelga: contra el desmantelamiento y los despidos, enterrados los lemas de anteriores movilizaciones: por la defensa y calidad del servicio público de RTVE, aceptada la lógica de la SEPI+dirección de RTVE: plan de saneamiento; como por “sorpresa” el conflicto de RTVE ha entrado de lleno en la negociación de lo nuestro. Con qué nos encontramos ahora:

Con una nueva burla a los trabajadores titulada “acuerdo marco”. El objetivo del documento entregado el pasado 9 de junio, es conseguir una plantilla para la CORPORACIÓN RTVE de 4.850 trabajadores fijos y 310 contratados. El plan de destrucción masiva contempla la pérdida de 4.160 empleos fijos. Se pactaría un ERE que prejubila obligatoriamente, salvo solución alternativa que garantice la reducción en tiempo y forma, a partir de los 52 años con el 72% del salario bruto, revisión anual 2 %, bajas incentivadas voluntarias, después tienen reservado para los que se quedan, movilidad geográfica, recolocaciones, extinción contractual y además nuevas categorías con nuevas funciones, nueva jornada laboral, con nueva disponibilidad y turnos de trabajo, nueva estructura salarial, con nuevos niveles económicos, compra de la antigüedad. Externalizan: construcción de decorados, peluquería, maquillaje, caracterización, sistemas, gestión de transportes, ....... y para hacer “justicia” con los 1.000 contratados, un procedimiento específico y restringido para cubrir 450 plazas, los que no aprueben o no se presenten serán despedidos, hasta aquí algunas de las innovadoras y sociales propuestas de la SEPI+RTVE.

En gran medida está propuesta es conocida desde hace bastante tiempo, ahora ha sido más concretada, pero el desmantelamiento y los despidos se mantienen como en el primer documento entregado por la SEPI. Decir que esta propuesta es inaceptable es volver a repetir lo que ya dijimos en anteriores hojas y que manifestamos en las asambleas. Pero qué dicen los afectados, los trabajadores de RTVE. Hasta cuando vamos ha seguir aguantando este tratamiento humillante al que nos está sometiendo la SEPI y la dirección de RTVE, con el visto bueno del gobierno del PSOE, más propio de chantajistas que de gestores competentes de un servicio público de radiotelevisión. La SEPI+RTVE demuestran que no tienen ninguna intención de negociar, quieren imponer y en estas circunstancias la situación requiere una respuesta contundente por parte de los trabajadores.

No se puede tirar por la borda el esfuerzo de la pasada huelga y sentarse a negociar el “documento” con mentalidad SEPI ¿cuántos trabajadores pueden ser prescindibles? y ofrecer cantidades de plantilla como si estuviéramos en una subasta. Pasados los primeros “despistes” de muchos, la SEPI ha demostrado que no tiene previsto regalar nada a ningún colectivo de RTVE, más bien lo contrario. Ningún grupo puede salvarse solo, si se lleva a cabo mañana la pretensión de los profesionales del desmantelamiento, tod@s seríamos los afectados. Ahora es todavía más evidente que la mejor defensa es permanecer unidos y pasar al ataque. No tenemos porqué descartar nuestro derecho a la movilización.

El volumen de la plantilla condicionará la cantidad y calidad del servicio público de la nueva CORPORACIÓN RTVE. Es consustancial a la reivindicación que hemos venido manteniendo desde hace tiempo: una radio y televisión pública de calidad al servicio de toda la sociedad. Un ERE que destruye miles de puestos de trabajo no está en esa dirección y desde luego no tendría sentido pedir apoyo a la ciudadanía para un proyecto así.

Los temas acordados para negociar no han sido aprobados en asamblea, aún así nos han metido de cabeza en los temas que le interesan a la SEPI y ahora nos encontramos con un mal acuerdo marco. Entre los mismos no figura la producción de programas y más en concreto la producción propia, olvido más que grave siendo la actividad principal de nuestras empresas fabricar programas, que son los que dan sentido a nuestros puestos de trabajo.

Saber lo que vamos a producir, la actividad como llaman los “entendidos”, debe ser lo primero que tenemos que pactar, no la destrucción de empleo, por eso somos de la opinión que las reuniones sectoriales que ha convocado el Comité tienen que servir para algo. No sólo debemos ser escuchados. Los datos relativos a la actividad real, la desempeñe un fijo o un contratado, un trabajador precario ocasional o permanente, tienen que ser elaborados por nosotros, que somos quienes mejor conocemos la actividad que realizamos cada día, y deben concretarse en número de puestos de trabajo. Los datos finales no tienen porqué pasar a través de ningún filtro, se recogen, se trasladan a la SEPI y a defenderlos tod@s.

Los temas de convenio: trabajar más horas, realizar más funciones, traslados de puesto y centro de trabajo, incremento de ritmos de trabajo, estar más disponible, ganar menos, perder antigüedad, más difícil la promoción profesional,......que han aparecido de matute en esta negociación, deben esperar a que concretemos la actividad a realizar y la plantilla necesaria para tal fin.

La regularización definitiva de los indefinidos y el pase a fijos de los contratados, que durante años de trabajo en RTVE llevan probando su valía, deben ser otro de los objetivos irrenunciables de la movilización.

Hay que sacar el conflicto de RTVE otra vez a la calle, que se entere todo el mundo que los trabajadores no somos culpables de la actual situación de RTVE, que nunca han contado con nosotr@s en la gestión de esta empresa, que el problema de RTVE no es económico, es político, que no somos culpables que a los gobiernos de turno solo les interese RTVE para sus fines políticos y económicos, ahora son la cuatro, la sexta y las productoras amigas, antes fueron otros, y sobre todo, que si la SEPI ejecuta los planes del gobierno ZP, los ciudadanos de este país deben saber que tendrán otro servicio público más reducido y de peor calidad, en este caso será la radio y televisión.

El actual momento de la negociación es clave. Si después de la contestación de la SEPI se acepta sentarse a la mesa como si nada hubiese pasado, el mensaje que les estaríamos mandado a los desmanteladores es que aceptamos sus propuestas. Tenemos que pararnos para hablar con calma entre nosotr@s de la nueva situación y de los nuevos pasos que vamos a dar. ¿Porqué tener prisa? ¿a quién beneficia un rápido acuerdo?.

Al gobierno, y a su brazo ejecutor la SEPI+dirección RTVE, les tenemos que volver a demostrar con la movilización que no vamos aceptar su imposición, esta vez hay que discutir y aprobar una plataforma concreta, con los temas por los que nos vamos a movilizar. No pueden ser sólo los puntos que quiere la SEPI, tienen que estar también los nuestr@s.

Es necesaria una RTVE pública de calidad

¡¡ aquí no sobra nadie ¡¡ ¡¡ que se saneen ellos ¡¡

En nuestras manos está cambiar las cosas. En eso estamos las gentes de CGT y te invitamos a que formes parte de ello.

HOJA Nº9 PDF

Categorías Documento Público: 
Año: 
2006