HOJA INFORMATIVA Nº66

El próximo 31 de diciembre finaliza el Expediente de Regulación de Empleo más importante de la historia de RTVE

Con el saneamiento como eslogan, la Dirección de RTVE y la SEPI pusieron en marcha una campaña ante la opinión pública para la reforma de RTVE. De la noche a la mañana, sin ningún estudio, plan o proyecto de futuro para reforzar el papel social, y mejorar la calidad, del servicio público de radiotelevisión que se presta a la ciudadanía. Los firmantes de los Acuerdos de Desmantelamiento de “Los Peñascales” sentenciaron que: en el antiguo ENTE PÚBLICO RTVE había 4.150 trabajadores excedentes, casi la mitad de la plantilla.

 

Pero junto a la aprobación del ERE, la firma de “Los Peñascales” también incluía: nuevas y peores condiciones laborales y salariales, no superar los ya bajos niveles de producción propia de ese momento, privatizar/externalizar actividades, el 10 % de eventualidad de la plantilla (500 trabajadores), y que los nefastos Acuerdos Parciales del XVII Convenio se incorporaran a estos Acuerdos… La firma de “Los Peñascales” también supuso la conversión en fijos de más de 700 trabajadores contratados y una convocatoria de empleo de otros tantos trabajadores. Pero el balance final para el empleo directo en RTVE ha supuesto la destrucción de 3.000 puestos fijos.

 

Al cabo de dos años de “saneamiento”, nos hemos encontrado con que los máximos jerarcas de RTVE se han llevado tres medallas de oro: nunca en toda la historia de RTVE ha habido tantos jefes por trabajador, tantos jefes de procedencia externa a RTVE y tantos jefes con sueldos tan altos.

 

No han sido la calidad, la cultura, la educación, la información independiente, veraz y rigurosa, el entretenimiento inteligente y de calidad, los objetivos del “saneamiento”; los motivos de los Acuerdos de Desmantelamiento no fueron otros que reducir costes y hacer una RTVE “bonsái”.

 

CGT señaló en su momento, que las consecuencias de estos Acuerdos supondrían un proyecto de empresa pública más pequeña, con menos actividad propia y un considerable retroceso de las condiciones laborales, contribuyendo todo ello a desmantelar un poco más la radiotelevisión pública.

 

Pero la historia continúa y los efectos de los Acuerdos de Desmantelamiento de “Los Peñascales” tienen ahora nuevos protagonistas, que están llamados, como antes lo fueron otros, a tener su futuro, y el de RTVE, en sus manos.

La historia la escriben aquellos que se rebelan contra la idea de que la historia ya está escrita. Aquellos que protagonizan las luchas del día a día, porque no asumen la frase de: “esto es lo que hay”. Aquellos que para ascender se limitan a coger el ascensor. Todos aquellos que luchan mirando lejos, pudiéndose mirar el ombligo.

 
A tod@s ell@s: enhorabuena y ánimo.

¿Quieres recibir nuestra hoja en tu correo electrónico? Apúntate aquí a nuestro boletín.

Descarga la hoja 66 en pdf aquí

Categorías Documento Público: 
Año: 
2008

Comentarios

El desmantelamiento de RTVE ya se ha producido. Mientras a los directivos se les llena la boca diciendo que los trabajadores es el mayor activo de la empresa, que la convocatoria del concurso de ideas ha sido brillante, que se rejuvenece la plantilla... el resultado es el siguiente: Los trabajadores seguimos siendo los recadistas de las productoras, no se pone en marcha un proyecto del concurso que sea serio, la plantilla sigue siendo vieja (en espíritiu), estamos en manos de las productoras amigas.... etc. Ya está bien de engaños como si fuesemos tontos. PEDIMOS UN PROYECTO DE EMPRESA DE FUTURO CON LA COLABORACION DE LOS TRABAJADORES.

Según hasta donde llega mi experiencia despues de haber trabajado más de 30 años en TVE, opino que el desmantelamiento de RTVE es un proceso que viene de lejos. En algunos momentos ha tenido un ritmo lento y en otros más rápido. La participación de las productoras y demás empresas privadas privadas en la producción directa de programas de TVE, arranca de mediados de los años ochenta y a continuado con gobiernos del PSOE y PP. Por lo tanto no es un fenómeno nuevo ni de ahora. Tal vez la novedad ahora es tambíen los programas informativos están siendo privatizados, en todo o en parte, a través de productoras.

Los concursos de ideas, que es "idea" de esta dirección, es claro que son una maniobra de propaganda de la dirección ante la opinión pública y ante algunos colectivos de trabajadores.

Estoy de acuerdo en un proyecto de empresa de futuro con la colaboración de los trabajadores, pero ya no estoy de acuerdo en que haya que pedirlo a la dirección , etc., entiendo que para sea una realidad hay que exigirlo y luchar por ello, pues la democracia no a entrado en RTVE, ni en ninguna empresa, y los trabajadores no cuentan para nada en la organización de su trabajo y en el producto que elaboran, si no más bien se encarga una estructura jerárquica, digitalmente designada. A mi juicio todo este sistema es más viejo que la tos, a pesar de estar encabezado y sustentado por gentes que ha si mimos se consideran modernos y tecnológicamente avanzados.

Manolo

Lo que tampoco se ha visto es tantos representantes sindicales por trabajador.

El número de jefes ha disminuido, aunque no en la misma proporción que el de trabajadores, así que es cierto: hay más jefes por acada trabajador.

Pero, pero, pero... ¿cómo no destacáis esto otro? ¿Olvido? Y es que el número de sindicalistas liberados no ha disminido. Son exactamente los mismos que antes de Los Peñascales, Ése ha sido el principal logro sindical en dicha negociación, mantener todas y cada una de estas plazas, llegando al ridículo de que se firmase como válida la misma plantilla en Sevilla que en Logroño, por ejemplo. ¿Cuántos? Justo los necesarios para que la representación sindical no variase, 3 por cada Centro Territorial.

¿Vale como comentario? Estoy seguro de que sí, de que no lo vais a censurar.

Aquí no censuramos. Lo único que se pide es respeto.
Gracias por tu comentario, al que por otra parte no le falta razón.
Un saludo.

Respecto a tú preocupación sobre el número de representantes sindicales y liberados, informarte que el número de representantes sindicales ha disminuído con respecto a los que existían antes del ERE, no ha sido así en el caso de jefes y jefecillos, ni de sus sueldos.

En pura lógica si el número de representantes sindicales está en función proporcional al número de trabajadores, a grosso modo, ahora con 6.000 trabajadores, hay menos que antes con 10.000 trabajadores. El ejemplo que nos pones de los centros territoriales es paradigmático, antes había más de 50 trabajadores por centro, según la ley correspondían 5 representantes, ahora hay más de 30 trabajadores y según la ley corresponden 3 representantes, asimismo la reducción de representantes también se ha producido en Madrid.

Respecto a los liberados, su número está recogido por Convenio Colectivo no por leyes superiores. En RTVE su número es fijo, y para acceder al derecho de liberado sindical el sindicato correspondiente debe de tener como mínimo el 10 % de la suma de todos los representantes en la Corporación, supuesto que CGT no cumple. Por tanto la cantidad de liberados sindicales es independientemente del número de trabajadores en plantilla. En este caso es cierto que su número no ha descendido.

Por otro lado veo que mezclas, tú preocupación con el número de representantes, con que en los acuerdos de desmantelamieto de Los Peñascales, que CGT no firmó y que sigue combatiendo, se firmara la misma plantilla para Sevilla que para Logroño. Efectivamente se presentó como un logro por los sindicatos firmantes, especialmente por UGT, que la plantilla de los centros aumentase a más de 30 trabajadores, cuando la propuesta de la SEPI estaba por debajo de ese número, y como muy bien dices, de esta manera, los centros pasaron a tener 3 representates sindicales en lugar de uno, que sería el número que existiría ahora de haber prosperado la propuesta de la SEPI.

Has acertado prejuzgando que no se iba a censurar tú opinón.

Manolo

Venga Manolo no te cabres que tu yastas fuera de la empresa y no hay nada como que salga uno de la familia y entre otro

Malintencionado y desinformado anónimo:

El responder y aclarar un comentario, a mi juicio equivocado, no implica ningún cabreo por mi parte. Si ha sido esa la lectura que has sacado del comentario que he escrito te equivocas.

Pero mi comentario aquí es para no dejar pasar por alto tú malintencionada calumnia.

Como parece que me conoces y sabes cosas sobre mí persona, te emplazo a que si tienes algo de valentía, no te escondas en el anonimato, aclares el comentario que realizas: "no hay nada como que salga uno de la familia y entre otro".

Si con el comentario de: "no hay nada como que salga uno de la familia y entre otro", pretendes decir que alguien de mi familia ha entrado en TVE ¿?, ya te adelanto, y tú lo sabes, que te va ha resultar imposible demostrarlo, pues no hay nadie de mi familia trabajando en RTVE, que por otro lado para mi no sería nada deshonroso, de hecho tengo compañeros y amigos trabajando en la empresa.

Ánimo valiente, estoy deseando conocer los datos que te han llevado a escribir tú comentario con tal mala baba.

En el fondo no eres mas que un morbosillo que visitas las web de CGT.

Manolo Gómez